Comunicado de APTIJ sobre el error de traducción en el caso Llarena

31/08/2018

Los Traductores-Intérpretes Jurados recibimos nuestro nombramiento del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (ahora denominado Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación), tras superar el correspondiente procedimiento para la obtención de dicho título.

En la Orden AEC/2125/2014, de 6 de noviembre, por la que se dictan normas sobre los exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado, se establece lo siguiente:

 

«Artículo 8. Sello y certificación.

1. Los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as podrán certificar con su firma y sello, cuando así les sea solicitado, la fidelidad y exactitud de sus actuaciones.


2. En el sello deberán figurar necesaria y exclusivamente, en castellano y sin adición de ninguna otra mención o símbolo, los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos del Traductor/a-Intérprete Jurado/a.

b) Idioma o idiomas para cuya traducción e interpretación ha sido habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

c) Número de Traductor/a-Intérprete Jurado/a.


3. En todo caso, el contenido del sello deberá ajustarse al modelo que figura en el anexo I.


4. Para certificar la exactitud de sus actuaciones, los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as deberán emplear la fórmula que se indica en el anexo II, en la que se hará constar el idioma del texto de origen, el idioma al que se ha efectuado la traducción, el lugar de realización de la misma y la fecha. La fórmula deberá ser necesariamente la que figura en dicho anexo; no obstante, junto a la misma podrá figurar su traducción al idioma de que se trate, siempre y cuando dicha traducción se ajuste literalmente a la original en español.


5. A efectos de la comprobación de la autenticidad del original a partir del cual se ha efectuado la traducción, deberá acompañarse copia del mismo, sellado y fechado en todas sus páginas.»


Desde APTIJ solicitamos que se respete nuestro trabajo y se presuponga nuestra profesionalidad hasta el momento en que se acredite lo contrario, como norma general.

Los profesionales de la traducción y de la interpretación jurada, en nuestra condición de fedatarios públicos, realizamos encargos para múltiples ámbitos en los que se requiere de nuestra firma y jura para tramitar la validez de documentos extranjeros en España en las administraciones que correspondan.

La normativa que rige nuestra actuación viene dictada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, que es en última instancia el ente encargado de velar por nuestro trabajo, y ante quien se pueden elevar las consultas que sean menester.

Deseamos manifestar nuestro profundo malestar por las noticias y los comentarios recientemente aparecidos en prensa y redes sociales a cuenta de nuestro trabajo y nuestra fiabilidad y defendemos nuestro compromiso con nuestra profesión y el respeto de las normas que lo rigen.

Adjuntamos un enlace a nuestro código deontológico, para su conocimiento general:


http://www.aptij.es/img/doc/CD%20APTIJ.pdf

Más noticias »